delete
Hikaru Cho y sus pinturas sobre cuerpos

Hikaru Cho y sus pinturas sobre cuerpos

La artista japonesa Hikaru Cho crea ilusiones asombrosas sobre el cuerpo humano. El video que abre esta entrada es parte de una campaña de Samsung (se puede ver el nuevo S6 por todos lados). Sin embargo en su sitio web hay una gran cantidad de creaciones tanto para campañas de diferentes entidades como artísticas. Tanto los videos como las fotografías muestran una gran cantidad de talento y creatividad. Pintada sobre torso de hombre Sonrisa Campaña de Aminstía Internacional contra las violaciones Ver a través Más en Hikaru...
delete

El mejor timelapse de burning man

Genial timelapse del burning man. Se mezclan escenas de día y de noche con un muy buen timing para la música. Para relajar después de una semana de trabajo (y quizás pensar en un próximo destino de viajes.) Yo lo vi en...
delete
Jelly

Jelly

Este juego es la perdición. Hay que mover bloques de colores hacia la izquierda o la derecha. Cuando se juntan dos del mismo color, se fusionan. El objetivo es fusionar todos los bloques de un mismo color en la pantalla. Hay que pensar de atrás hacia adelante cómo resolverlo. Al final terminan saliendo, pero lleva su tiempo. Es una pena que no haya más que 6 niveles. Y tengan cuidado, que genera adicción! Yo lo vi en...
delete

Envolviendo regalos

Este japonés hace que envolver regalos parezca fácil. Si alguien prueba esta técnica, que comente qué tal le salió.
delete
Financiamiento colectivo

Financiamiento colectivo

Se que no llego a tiempo con la noticia, pero no por eso quería dejarlo pasar. Desde hace un par de años existen unas plataformas llamadas de financiamiento colectivo (o crowd funding). Son páginas web en donde se pueden encontrar infinidad de proyectos que necesitan de un capital inicial para llevarse a cabo y en vez de buscar grandes patrocinadores o inversores, buscan a muchos pequeños. De esta manera pueden establecer un sistema de recompensas en base al aporte realizado. La página pionera en este sistema se llama Kickstarter. Podemos tomar un ejemplo cualquiera, como el de publicar un libro o una revista. Antes de lanzarse a una aventura editorial, podemos garantizar la pre-venta de una determinada cantidad de ejemplares. Es el caso de DEAFinitely, una revista para sordos. Se puede ver que aportando desde 2U$ en adelante se puede ayudar al proyecto y a medida que el monto sea mayor, mayor será la recompensa. En el mundillo editorial, un caso muy conocido es el de Hernán Casciari y . Si bien no necesitó de una plataforma específica para juntar el dinero, su propia fama fue la que lo ayudó a recaudarlo desde la página web de la revista. Fabio va un poco más allá y conscientemente evitó los sitios de crowdfunding para su libro por los motivos que explica en su propio blog. Pero Kickstarter es sólo un ejemplo: Indiegogo es otra muy buena página, mucho más flexible en muchos términos. Por ejemplo permite campañas con corte social; permite que los creadores no sean residentes de Estados Unidos y es más flexible con los premios que se otorgan a cambio del apoyo económico. Para América Latina existe Idea.Me, un sitio igual a los anteriores pero que sabe lidiar con los problemas que enfrentamos en esa parte del mundo, como lo difícil de usar PayPal, etc. Hay un par más de sitios, pero que en general pasan desapercibidos. Con respecto al financiamiento, hay que destacar que hay dos modalidades. Kickstarter, por ejemplo, sólo acepta el modelo “todo o nada”. Es decir que o bien se llega a la meta establecida o se le devuelve el dinero a los que hayan aportado. En el caso de publicar un libro, uno puede garantizar un precio para una tirada mínima, pero si hay menos gente que lo quiera, ese precio ya no es el correcto, etc. Indiegogo acepta también el financiamiento flexible, es decir que aunque no se cumpla con el objetivo estipulado, igualmente se recibirá el dinero. En el caso de estar recaudando fondos para alguna ayuda social, por ejemplo, es más que entendible. Idea.Me es en este sentido parecido a Indiegogo. Por supuesto, todas las páginas se quedan con una tajada antes de transferir el dinero al proyecto. La pregunta que muchos se hacen es por qué funcionan estas páginas y en lo que la mayoría coincide es en la cercanía entre el emprendedor y el público. Navegando por las diferentes secciones, verán que la mayoría de los proyectos tiene un video explicando en términos simples lo que se planea hacer, con fotos, quizás un link a un sitio web. Estas plataformas sólo garantizan que nos devuelven el dinero si no se llega a los objetivos, pero no son responsables ni por la calidad del producto, ni porque este sea efectivamente entregado. Orsai es un ejemplo donde no hizo falta de ninguna plataforma para recaudar el capital inicial para la primera tirada de revistas. Muchos proyectos tecnológicos ven sus inicios...
delete

Mi primer Gadget

Invertí en un pequeño cuadricóptero que estará listo recién para Junio del año que viene. Se puede ver más sobre el proyecto en KickStarter. Apenas me llegue prometo unos lindos videos de Ámsterdam desde el aire.